11.9.16

ASÍ TRANSCURRIÓ PARTE DEL DOMINGO.


Hoy domingo empezamos la mañana con algo que me suena como poco a raro, un alfiler que se llame ¡imperdible!  que me lo encuentre en el suelo abandonado, yo supongo que se ha perdido, "como algo que se llama imperdible se puede perder" se pueden perder muchas cosas: la vergüenza, algún pseudo amigo, el dinero, pero ¿un imperdible? es algo que no se debería poder perder.

Después de la sorpresa del hallazgo del imperdible, nos hemos ido a dar un paseo en coche, cuando no se puede andar hay que buscar otras alternativas. El lugar al que hemos ido hoy, suelo ir con cierta frecuencia, no hay mucho tráfico por la carretera y dispone de un amplio lugar para aparcar los coches, además de buenos pintxos.


Acudo con cierta frecuencia los domingos por la mañana para tomar el aperitivo antes de volver a comer en casa, este lugar está en Escota, restaurante La Era.



Después de estar un rato, el lugar estaba fresco con relación al calor que hacía fuera, vamos que se podía estar agusto.

Aquí el recorrido efectuado, salimos por Estarrona, Villodas, Nanclares de la Oca, el regreso por la NI.


Durante la tarde del domingo, no me gusta ver la TV hasta la noche y, aproveché para hojear de pasar hojas algunos libros viejos que tengo aquí en casa, este me lo regaló un amigo, es de antes de nacer yo, esta edición tiene 67 años, lo utilizó él en sus estudios de FP.



Estos siguientes si que son míos, el primero es un libro de tecnología mecánica de 1960, va para 56 años si es que no los ha cumplido ya.



Este también es un clásico que no falta en ningún taller, yo tengo dos, este con las pasta del libro en plástico y otro de otra edición anterior con las pastas rígidas, un libro de consulta muy bueno.

Bueno, así transcurrió parte del domingo.

Me había fijado una meta con este blog, era llegar a las 100.000 visitas y en breve se contabilizarán 150.000, pienso que he superado con creces las expectativas,  posiblemente deje este entretenimiento y utilice el tiempo en otra cosa que, actividades pendientes no me faltan. Además yo no soy de letras creo que se nota y no necesito que nadie me lo diga, cada uno debe conocer sus limitaciones. Me lo pensaré.