6.12.17

NO ME FALTA ENTRETENIMIENTO.

Sigo haciendo cosas en los coches pese al frío que está haciendo estos días en Vitoria, la verdad es que no estoy mucho tiempo pero poco a poco se van adelantando trabajos. No voy al taller hasta que el sol toma un poco de fuerza, hasta entonces da pereza salir de casa.

Estos días he puesto los latiguillos delanteros, una rotula que se le había roto la goma al rozar sobre un protector de los frenos de disco. Otra rótula que va en la barra estabilizadora, también con la goma rota.

Ahí se puede apreciar que el protector del disco está muy próximo a la rotula, lo he doblado un poco para que tenga más espacio.

Esta pieza es la que se sustituyo por tener ese agujero en la parte de la goma.

Ya está la nueva en su lugar, que dure unos años. Además se ve el latiguillo nuevo.



En este lado salió bien el latiguillo viejo sin problemas, en el otro lado me costó más no había forma de sacarlo, al final se redondeó la cabeza y tuve que reconstruirla con la lima  a una medida inferior.




Ya tengo el motor suspendido en espera de tener un rato que me pueda echar una mano el "jefe" y podamos ya ponerlo en el interior del vano motor.

Ya tengo radiador nuevo en espera.

también me ha llegado los discos y pastillas para el opel.

Todo cuesta dinero, y las aficiones también.

3.12.17

QUE BONITA ES LA NIEVE, PERO TIENE SUS DIFICULTADES.


Que bonita es ver la nieve desde la ventana y con buena calefacción en la vivienda, es bonito verla y poder salir a pasear. Es un problema para aquellos que tenemos dificultad para andar,  nos vemos prácticamente encerrados en casa hasta que desaparece dicha nieve y podemos volver a pisar asfalto. Después de dos días sin salir de casa, hoy me he decidido a salir asumiendo el posible alto riesgo de caída, he llegado hasta el garaje con mucha dificultad, llegado hasta el coche, se acabaron los problemas; las carreteras están transitables, no así las aceras que están impracticables a día de hoy.

Bueno, supongo que en el centro estará limpio aceras y calzada, es lo que tiene; dicen que: siempre  ha habido clase de tropa y tropa de clase, los que somos de los primeros no tenemos los mismos derechos que los segundos.

Calles limpias para los coches, me acerque hasta dónde tengo los coches para pasar un rato por allí, arrancándolos y viendo el trabajo que tengo pendiente. No he trabajado, simplemente como he dicho antes pasar la mañana, pero hace frío y no era cuestión de poner la calefacción, el trabajo se queda para mañana, hoy a dar un paseo en coche y con la calefacción puesta.

Ya me han avisado que mañana me llegan una serie de piezas que tengo pedidas, entre ellas los latiguillos, que el paso del tiempo ha hecho mella en ellos.

Cambiaré esta rótula, he visto la goma un poco cuarteada, la tengo suelta para cuando llegue la nueva poder cambiarla.

Ya cambié los fuelles de la dirección, este lado queda muy tenso cuando se gira a tope la dirección.



Después de ver los coches, nos fuimos hasta Salburua y buscar un sitio en el que te pudieses apear del coche y sacar unas fotos junto a la nieve.


Una chica que pasó por allí se brindó a sacarnos una foto, muy amable.

Esta la sacamos con el disparador automático y la cámara apoyada sobre la nieve.
 Los niños y los papás lo han pasado muy bien haciendo muñecos de nieve.


 También a los mayores nos gustan, serán los recuerdos de la infancia.

Con este poco que hemos salido parece otra cosa, ya hemos cogido fuerza para pasar la tarde y esperar a  que el lunes haya menos nieve y se pueda andar sin tanta dificultad.

26.11.17

SIN PRISA, PERO SIN PAUSA


Llevo tiempo preparando el motor para el E30 M10 de BMW, el motor está ya listo para poner en el vehículo, el problema es que cada día aparece una cosa nueva que hay que solucionar antes de montar el motor. Esto sucede en los coches entrados en años, en este caso más de treinta.

Al limpiar el puente se apreciaba alguna grieta en los fuelles de dirección, los latiguillos de freno , ya están pedidos nuevos, además del radiador, la suspensión, vamos un sinfín de cosas. Compensa hacer estas cosas, rotundamente no, pero se trata de un hobby o afición junto con pasatiempo.

Muchos me dicen, ¿no los vendes? pues no, aún no he puesto en venta ninguno, quizás llegue el momento que haya que quitar unos para poner nuevos, eso si, siempre viejos; no importa el modelo, los clásicos populares son los más asequibles, como mi interés  no se centra en sacar más rentabilidad, más bien como he dicho antes mi opción es el entretenimiento y disfrute, me da igual el más desprestigiado de los coches, el trabajo es similar entre uno u otro, inicialmente el desembolso es menor con estos.

Pese a que se ponen nuevas la mayoría de las piezas que están en mal estado, siempre hay algún momento en el que tienes dos o tres coches pendientes de reparación por una u otra causa, como se suele decir "en casa del herrero, cuchillo de palo" muchos coches y todos averiados.

Ya se sabe como suele estar de suciedad acumulada durante tantos años, toca limpieza en profundidad, aprovechando la ocasión le damos un poco de pintura,
Ahí en ese momento es cuando aprecié una pequeñas grietas en los fuelles de dirección.

Zonas con algo de oxido superficial, un poco de convertidor y pintura.


El motor dispuesto para colocarlo en su sitio.

Para quitar uno de los fuelles tengo que quitar la rotula axial, la pondré nueva tambien.
 
En el Astra F tenía un ruido fuerte en el lado izquierdo no se apreciaba claramente de dónde provenía, sacamos toda la suspensión y transmisión delantera de dicho lado, finamente dimos con el problema, el amortiguador estaba con la tuerca muy floja, ese era el motivo por el cual hacía ruido,

Una goma de las rótulas estaba rajada, se puso trapecio completo nuevo en ambos lados.


Aqui esta en espera de las piezas nuevas.

Compre unos extractores de rótulas, me evito el tener que dar martillazos para sacarlas.

Trapecio con silemblock y rótulas nuevas.

Ya está todo montado, ayer fuy a Bilbao con él, ahora parece nuevo.

Cada día un poco, no se hace pesado y no te cansas, ahora que nadie exige rapidez ¡lo tomaré con calma!

13.11.17

EN UN DOMINGO DE OTOÑO 2017

Hacía ya un tiempo que no sacábamos el Austin Victoria para dar un paseo con él, hoy no llovía y aprovechamos la ocasión para rodarle un poco y a la vez disfrutar de los paisajes otoñales de los montes de Vitoria que están al borde de la carretera. Pudimos ver árboles con todos los tonos verdes incluso llegando al ocre, muy bonitos la verdad.

No hace falta hacer grandes distancias para pasarlo bien con estos coches, tampoco alcanzar grandes velocidades, se ven mejor las cosas yendo despacio y fijándote bien en ambos lados de la carretera, disfrutando de todo aquello que nos regala la naturaleza.


La conductora habitual de este coche, lleva ya unos años que no son pocos llevándome para disfrute de este coche, aún recuerdo la primera vez que bajó con él el puerto de Ribas de Tereso, o viaje a León, Camino de Santiago por la costa y muchos más. En un principio no le gustaba  cuando íbamos  a algún sitio y yo le decía, vamos con el Austin, ahora disfruta de estos viajes igual que yo, gracias por complacerme.

De Vitoria tomamos dirección, carretera de Estella.

Había montones de remolacha a orilla de la carretera en espera de ser transportadas para ser procesadas y convertidas en azúcar.


Llegamos al Puerto de Azázeta y aquí empezaron los distintos árboles cada uno con un tono diferente en sus hojas.







Llegamos a la cumbre del puerto.

Durante el descenso continuamos con similares vistas.



Llegamos al pueblo que da nombre al puerto.


Siempre mi fijo para el lugar que apunta la veleta, además de la veleta en si.

Paramos en la fuente, siempre está echando sus tres chorros de agua, incluso en un año de sequía como ha sido este.

Llenamos unas botellas.

Esperamos para que me comprasen otro capricho, un pan ecológico en esta ocasión con semillas.


Saque algunas fotos a aquello que alcanzaba la vista.
Por fin llegó el pan, que rico.


No me pude contener y esperar a la hora de la comida, fui pellizco a pellizco dando cuenta del pan.


Ascendemos de nuevo el puerto de Azázeta.



Llegando abajo ya se puede ver la llanada Alavesa.

Fin del puerto.


Que cosa tan simple nos ha hecho disfrutar de una mañana de un domingo cualquiera de otoño, no por más o menos sofisticados regalos, al igual que los viajes son mejores, algunas veces lo más simple es lo mejor.
Tampoco hace falta un gran coche, este con más de cuarenta años sigue cumpliendo, eso sí, sin apurarlo como viejo que es, no se le puede cambiar su ritmo. Que siga así por muchos años más.

Tiene arrugas, además de achaques; yo también no pasan los años sólo para unos, pasa para todos.